Aplicaciones de mHealth: lo que necesita saber antes de crear su aplicación
Cuidado de la salud

Aplicaciones de mHealth: lo que necesita saber antes de crear su aplicación

Escrito por Hunter Schmidt y Seth Burger Al corriente noviembre 21, 2014 por Carolina
Cazador schmidt

Cazador schmidt

Los teléfonos inteligentes y tabletas son un accesorio común para casi dos mil millones de personas en todo el mundo . Estos dispositivos brindan un acceso fácil a una gran cantidad de aplicaciones y servicios que tradicionalmente se reservaban para configuraciones cara a cara, incluyendo compras, educación, banca, viajes e incluso servicios de atención médica. No sorprende que la industria de la salud haya adoptado la tendencia de proporcionar un acceso fácil a los servicios de atención médica desde dispositivos móviles. La industria de la salud a menudo ha sido muy entusiasta sobre la adopción de nuevas tecnologías que pueden ayudar a mejorar la atención del paciente. Las aplicaciones mHealth son cada vez más populares entre los consumidores, y algunas estimaciones predicen que La subindustria de mHealth alcanzará más de $ 26 mil millones en ingresos totales en 2017. Sin embargo, este floreciente mercado representa oportunidades y desafíos únicos para los proveedores de software que buscan crear aplicaciones para la industria del cuidado de la salud.

Las aplicaciones de mHealth cubren una amplia gama de usos potenciales, incluido el seguimiento de la salud y el estado físico, las interacciones de medicamentos y el acceso móvil a los registros de salud médica del paciente. Estas aplicaciones se pueden integrar con tecnología usable , registros médicos, bases de datos en la nube u otro hardware para rastrear y registrar datos para servir mejor a pacientes y proveedores.

Para penetrar en el mercado actual de aplicaciones de atención médica móvil, es fundamental que los proveedores de software incluyan los siguientes atributos principales:

  • Las aplicaciones deben ser fáciles de usar, con una interfaz gráfica de usuario (GUI) simple y navegable
  • Configuraciones de privacidad infalibles, particularmente con aplicaciones que comunican datos entre el usuario y el proveedor, que también se adhieren a las pautas estrictas para los estándares de mensajería HL7, HIE y HIPAA
  • Integración perfecta con tecnología portátil y otro hardware médico portátil que permite a la aplicación interpretar datos y luego mostrar la información en un formato fácil de entender
  • Una estrategia de monetización y punto de venta (POS) que permite descargas pagas, compras en la aplicación, opciones de uso premium o una combinación de las tres estrategias
  • Funcionalidad multiplataforma que permite a los usuarios acceder a la misma aplicación desde múltiples dispositivos
  • Las aplicaciones de mHealth deben probarse adecuadamente para garantizar que la aplicación sea completamente funcional y no presenta ningún riesgo de mal funcionamiento.

Aunque la mayoría de las aplicaciones de mHealth no están reguladas, existen ciertos tipos de aplicaciones que estarán bajo el escrutinio de la Administración de Alimentos y Medicamentos. Para las aplicaciones que requieren regulación, la FDA usa un evaluación basada en el riesgo para determinar si una aplicación es segura y efectiva para usar con otros dispositivos médicos. Esta evaluación clasifica cada aplicación como Clase I, Clase II o Clase III en función del uso previsto, la funcionalidad y el posible riesgo para la salud pública de la aplicación. Las aplicaciones de Clase I generalmente no están reguladas por la FDA porque representan poco o ningún riesgo para la salud pública.

Ejemplos de aplicaciones de Clase I incluyen:

  • Ayude a los usuarios a autogestionar una afección sin implicar regímenes de tratamiento específicos. Estas son aplicaciones que les permiten a sus usuarios controlar el peso, las rutinas de ejercicio, las lecturas de diabetes y los patrones de sueño, además de brindar a los usuarios consejos generales de salud útiles.
  • Proporcione herramientas simples para organizar y rastrear la información de salud: permiten a los usuarios registrar los síntomas subyacentes para que puedan informar con precisión a los proveedores de servicios de salud
  • Ayude a los pacientes a documentar y mostrar posibles problemas médicos a los proveedores de atención médica: aplicaciones que aprovechan las capacidades de cámara y video de un dispositivo para documentar, además de mejorar las comunicaciones entre médicos y pacientes.
  • Automatice tareas simples para proveedores para funciones que incluyen cálculos generales y que muestran ciertas escalas de tarifas
  • Permitir que los pacientes accedan a los registros de salud personales (PHR) y registros electrónicos de salud (EHR), además de otros accesos electrónicos a los registros

Si una aplicación cumple con alguno de los siguientes criterios, se considerará un dispositivo Clase II o Clase III que deberá ser monitoreado, aprobado y regulado por la FDA:

  • Cualquier aplicación que controle hardware de dispositivos médicos específicos, como los que se combinan con dispositivos médicos implantados o dispositivos médicos portátiles como sensores de presión sanguínea y monitores de glucosa
  • Cualquier aplicación que agregue datos específicos de dispositivos médicos, incluidas bases de datos de interacción de medicamentos y datos remotos de monitoreo de pacientes
  • Cualquier software que transforma una plataforma móvil en un dispositivo médico que realiza las mismas o similares funciones que los dispositivos regulados existentes
  • Aplicaciones que se pueden utilizar para diagnosticar y / o recomendar el tratamiento de afecciones médicas, incluidas las que se utilizan para ayudar en los procedimientos quirúrgicos, proporcionando tutoriales paso a paso

Independientemente de la clasificación aplicada por la FDA, es vital tener en cuenta que los consumidores finales son altamente selectivos y tienen muchas más posibilidades de analizar las aplicaciones de mHealth. Las aplicaciones médicas móviles que no funcionan de manera impecable mientras proporcionan datos precisos al consumidor no durarán mucho en el mercado. Incluso si no tiene la intención de desarrollar una aplicación de mHealth que requiera una supervisión estricta de la FDA, es importante que se asegure de que la aplicación califique para la aprobación en términos de funcionalidad, seguridad y precisión, ya que el usuario final tolerará nada menos que perfección cuando se trata de algo tan importante como la salud personal.

Negante:

Chetu, Inc. no afecta la opinión de este artículo. Cualquier mención de nombres específicos para software, compañías o individuos no constituye un endoso de ninguna de las partes a menos que se especifique lo contrario. Todos los casos de estudio fueron escritos con la cooperación, el conocimiento y la participación de los individuos mencionados. Para obtener más información sobre este contenido o sobre cualquier otra solución de software ofrecida por Chetu, comuníquese con nuestro equipo de ventas al 954-342-5676 o por correo electrónico a sales@chetu.com.

El equipo de Chetu's Health implementa soluciones para la industria de la salud. Chetu se diferencia al proporcionar experiencia específica de la industria combinada con su modelo de bajo costo y alta productividad. Puede encontrar más información sobre la cartera de nuestra experiencia en atención médica en: https://www.chetu.com/healthcare-software-solutions.php

Chetu se incorporó en 2000 y tiene su sede en Florida. Entregamos Soluciones de Desarrollo de Software de Clase Mundial sirviendo a empresarios a clientes de Fortune 500. Nuestros servicios incluyen diseño de procesos y sistemas, implementación de paquetes, desarrollo personalizado, inteligencia empresarial e informes, integración de sistemas, así como también pruebas, mantenimiento y soporte. La experiencia de Chetu abarca todo el espectro de TI.

- Ver más en: https://www.chetu.com/es/blogs


Legal Policy | Careers | Sitemap | Feedback | Contact Us

Copyright © 2000- Chetu Inc. All Rights Reserved.